El pescado y el omega 3

el Miércoles, 25 Junio 2014.

Propiedades saludables del DHA y el EPA

El pescado y el omega 3

El pescado y el omega 3

 

Todos hemos oído hablar de los ácidos grasos omega 3 y la importancia que tienen para la salud. Las más recientes investigaciones han demostrado que estos ácidos, entre otras cosas, mejoran la memoria, la concentración, el ánimo, la visión y hasta el rendimiento intelectual, tanto niños como en adultos. Por desgracia, la dieta occidental suele ser deficitaria en este tipo de ácidos grasos. 

Hoy, a manera de introducción, hablaremos brevemente del omega 3 del pescado, pero en otros post también explicaremos cómo obtenerlo de fuentes vegetales. Los productos marinos son ricos en ácidos grasos insaturados de cadena larga como el EPA (ácido eicosapentaenoico) y el DHA (ácido docosahexaenoico). Estos ácidos grasos se consideran esenciales, es decir, que el cuerpo no los puede sintetizar por si mismo y debemos tomarlos de fuentes externas, aunque en determinados casos el cuerpo puede sintetizar EPA.

Los omega 3 son especialmente importantes porque tienen muchas funciones en el organismo. Entre ellas:

  • Evitan la formación de trombos en las arterias.
  • Impiden que las plaquetas de la sangre se agrupen
  • Reparan las proteínas dañadas en la túnica íntima de las arteria.
  • Disminuyen el nivel de triglicéridos y de colesterol en la sangre.
  • Reducen el número de LDL –liproteínas de baja densidad– y VLDL –lipoproteínas de muy baja densidad–, que son las proteínas que transportan el colesterol.
  • Ayudan a bajar la presión arterial porque estimulan la producción de PGE3 –prostaglandinas–, que combaten los efectos de las PGE2, las prostaglandinas que tienden a subir la presión arterial y producir trombos.
  • También es bueno para la retina, atrae el oxígeno necesario para que pueda desarrollarse la intensa actividad química que tiene lugar en las células cerebrales y estimula los procesos químicos y metabólicos de las glándulas renales y sexuales.

Los pescados más ricos en omega 3 son la trucha y el salmón salvajes, la caballa, la sardina, el atún y la anguila, pero es importante elegir siempre el pescado azul más pequeño porque es el que acumula menos metales pesados. También podemos optar por otros pescados blancos como el rodaballo salvaje, el gallo, etc.

Como todos los ácidos grasos, se deteriora muy rápidamente, así que es importante que el pescado que consumamos sea lo más fresco posible. Lo mismo sirve para los suplementos de omega 3 a base de aceite de pescado: si están rancios no hay que tomarlos.

Para que el pescado mantenga todo su omega 3 y para que éste no se deteriore debe cocinarse con cuidado, preferentemente al vapor y nunca freírse.

El pescado criado en piscifactorías contiene menos omega 3 que el salvaje y es de peor calidad, porque el salvaje se ha alimentado de microalgas y plancton, nutrientes ricos en ácidos grasos esenciales. 

En la nutrición energética los ácidos grasos son nutrientes que tonifican la esencia posnatal, que nos protege y que permite que los órganos vitales funcionen óptimamente y se regeneren, así como todo el organismo. Por esta razón tiene un potente efecto antiaging, es decir, que evita el envejecimiento prematuro de las células.

El DHA, además, forma una parte importante de las estructuras cerebrales, puesto que constituye entre un 25 y un 30% del total de ácidos grasos presentes en la corteza cerebral y permite que el cerebro tenga la flexibilidad suficiente para que las interacciones neuronales sean fáciles y fluidas. Por desgracia, se va deteriorando con la edad, por lo que es muy importante suplementarlo y tomar DHA de origen vegetal o marino para mantener en forma la estructura de la inteligencia y contribuir a una buena cognición. El DHA también está en la retina –un 30% en la retina y un 60% en las células fotorreceptoras de la retina (conos y bastoncillos)– y en el sistema reproductivo. 

(En el perfil de Jorge Pérez-Calvo en Facebook también podéis encontrar mucha información útil). 

Alimentos que curan, en El Cultural

el Jueves, 01 Agosto 2013.

Alimentos que curan, en El Cultural

El 24 de julio 2013, "Alimentos que curan", el libro de Jorge Pérez-Calvo y de Pilar Benítez, es citado en la revista "El cultural", del periódico "El Mundo", en su sección "La Papelera", escrita por el reputado periodista Juan Palomo, como una de las novedades interesantes que se encontrarán en las librerías a partir de septiembre.

Parece que, aunque cambian los vientos de la economía mundial, septiembre comenzará como está acabando julio: abrasado de libros sobre la crisis. No quiero abrumar, pero vienen, entre otros, "Cómo la élite de Davos hundió el mundo", de Andy Robinson (Ariel); "Diario del crash" (2005-2013), de Niño Becerra (Libros del Lince), "Valiente clase media", de Álvaro Enrigue (Anagrama) o "La economía en 365 preguntas", de Abadía (Espasa). El otro filón llenará las librerías de las cosas de comer. Y podremos leer sobre los "Alimentos que curan" (Oniro); "Recetas para mejorar tus enzimas", de B. Troyano (Aguilar), "Las recetas de mi casa", de Aduriz (Destino) o "Mesa reservada", de Vis Molina (Ed. B).

 

Ver PDF artículo El Cultural

 

Leer artículo completo El CULTURAL.es

La "operación bikini" de Cristina Brondo

Escrito por Pili el Viernes, 19 Julio 2013.

La "operación bikini" de Cristina Brondo

Cristina Brondo, joven actriz de éxito en España, explica en la revista "Cosmopolitan" que consigue mantenerse en forma siguiendo los consejos que Jorge Pérez-Calvo da en su libro "Nutrición Energética y Salud".

ver artículo

Ella se sabe cuidar, además de comer de forma saludable, hace ejercicio regularmente!

Un saludo, Cristina!

Vídeo "dos tomates y dos destinos"

el Domingo, 30 Junio 2013.

Vídeo "dos tomates y dos destinos"

Agronegocio y soberanía alimentaria se citan a ciegas en esta historia. Nitrofosfato de azufre al 12% o estiércol, uniformidad o diversidad, grandes distancias o consumo local, producción industrial o producción campesina, ketchup o pisto manchego. K-44 y Mauricio se han conocido por chat, quedan para conocerse en tomate, no saben mucho el uno del otro pero la cita les dará momentos para ello. A primera vista, K-44 parece más atractivo pero Mauricio tiene algo, algo que a K-44 le volverá loco. Pero Mauricio tiene muy claro lo que quiere, y lo que no. Una producción de VSF basada en la idea Original de Aníbal Gómez interpretada por Joaquín Reyes y Carlos Areces. Y tú... ¿de qué eres? De espachurrar o de abonar? 

ver vídeo

Sobre las infecciones

Escrito por Pili el Miércoles, 13 Febrero 2013.

Jorge Pérez-Calvo nos habla re la relación entre alimentación e infecciones

Desde la concepción fisicoenergética, si la condición de la célula es yin, es fácil que se descomponga. En realidad, una infección no es sino un proceso de descomposición de un tejido que ha podido generarse gracias a que esa zona del organismo está, por la razón que sea, falta de energía, de vitalidad, de fuerzas contractivas y coherentes, de yang. Si hace frío y tomamos productos muy expansivos y fríos —refrescos, zumos de frutas, pasteles, etc.—, nuestro organismo y en especial la zona pulmonar se desvitaliza o, lo que es lo mismo, pierde energía, con lo que se convierte en terreno abonado para la gripe o las infecciones respiratorias. Asimismo, si tenemos la punta de un dedo inflamada debido a un golpe y comemos alimentos yin o expansivos, dispersantes de la energía y de escasa coherencia —grasas, fritos, azúcar, refrescos—, será más fácil que esa zona se infecte. Si, en cambio, tomamos alimentos poco grasos, que dejen pocos residuos y que tonifiquen la energía, como mijo, raíces, kuzu, tamari, sal marina, arroz integral, algas, sopa de miso, será difícil que el dedo se infecte. Para explicar cómo la naturaleza contractiva o expansiva de los alimentos que tomamos influye en las células y los tejidos, acudiremos a un ejemplo: si dejamos una manzana o un melocotón bien hermosos encima de una mesa, a los tres días lo encontraremos enmohecidos. Por el contrario, si dejamos abierto un paquete de arroz integral, al cabo de una semana el arroz permanecerá igual. En el caso de una zanahoria, tras unos días la encontraremos arrugada pero no enmohecida. Los alimentos reaccionan de una forma u otra en función de la cantidad de energía vital y coherente que son capaces de acumular y mantener. Y lo mismo ocurre con las células. Por ejemplo, uno puede desarrollar candidiasis cuando no dispone de suficiente energía digestiva —energía celeste, yang, centrípeta, productora de temperatura* y coherente— y toma fruta o azúcar después de comer. Esa fruta mal digerida fermenta en los intestinos y puede facilitar la formación de micosis. La energía expansiva y desvitalizadora de esos productos afecta a la flora intestinal, desvitalizándola, yinizándola y propiciando la aparición de microorganismos patógenos. Reacciones similares se producen en el resto de los tejidos. Para que se produzca una infección, la desvitalización y yinización del tejido debe combinarse con calor, humedad y acidez en los tejidos. A este respecto, conviene saber que la causa principal de que se genere calor húmedo —y, por lo tanto, residuos metabólicos y toxinas— es la debilidad del bazo, la debilidad del fuego interno digestivo. Éste debe estar siempre fuerte. Extracto del artículo sobre las infecciones que se puede encontrar en la sección Biblioteca, http://www.nutricionenergetica.com/biblioteca/6-aplicaciones-terapeuticas-de-los-alimentos-68-infecciones

La Vitamina B12

Escrito por Pili el Martes, 04 Diciembre 2012.

La Vitamina B12

Dado que no siempre se tiene la flora intestinal en óptimas condiciones para producir vitamina B12, y teniendo en cuenta que la fuente básica y principal de esa vitamina es la proteína animal marina o terrestre, en nuestra opinión tanto los vegetarianos puros como las mujeres vegetarianas embarazadas o lactantes y los niños deberían asegurarse un aporte extra de vitamina B12.

Además, es preciso tener en cuenta que la vitamina B12 se almacena en el hígado durante un período que oscila entre los tres y los seis años, con lo cual nuestra dieta puede estar falta de ella sin que reparemos en ello.

Fuentes de vitamina B12 de origen vegetal son las microalgas como el alga espirulina o las algas azul verdosas. Se trata de microalgas multivitamínicas y que contienen asimismo gran cantidad de aminoácidos esenciales y de otras clases de micronutrientes. Ocurre, sin embargo, que aportan menos vitamina B12 de lo que asegura el etiquetado con que se comercializan; en concreto una quinta parte. Aun así son una buena fuente de esa vitamina.

Se suele decir que algas como la nori o la wakame son una fuente de vitamina B12, pero existe cierta controversia sobre ello. Las vitaminas que contienen ese tipo de algas son análogas a la B12, pero no iguales; incluso, pueden competir con la B12.

Sí puede servir de complemento la levadura de cerveza enriquecida con B12 (resultan preferibles las levaduras que crecen en remolacha a las que derivan del lúpulo de la cerveza, pues estas últimas suelen ser tratadas químicamente con el fin de que no resulten amargas, con lo cual pierden propiedades).

Otro alimento rico en vitamina B12 es el tempeh elaborado según la manera tradicional, es decir, en su salsa y sin las medidas higiénicas que se aplican en su producción industrial en Occidente. Cuanto más natural es la elaboración del tempeh más rico es en B12.

Desde hace poco, algunas de las empresas occidentales que lo producen le inoculan bacterias para dotarlo de vitamina B12. Por otra parte, fermentos como el miso o el tamari crean una población intestinal de gran calidad, lo cual ayuda a la producción de vitamina B12.

En el caso de que estos alimentos no resulten suficientes, se puede recurrir a los comprimidos de vitamina B12

 

Más infromación sobre las funciones de la vitamina B12 en el organismo, síntomas para identificar su deficiencia,alimentos que disminuyen la capacidad de absorción de la vitamina B12 , y pautas de tratamiento, en el libro "Nutrición energética y salud" Ed. Debolsillo.

 

Nuevo libro de Jorge Pérez-Calvo

Escrito por Pili el Lunes, 19 Noviembre 2012.

"NUTRICION ENERGETICA PARA LA SALUD DEL SISTEMA DIGESTIVO"

Nuevo libro de Jorge Pérez-Calvo

En esta obra, Jorge Pérez-Calvo, con más de treinta años de práctica clínica, nos explica en un lenguaje fácil y accesible, las claves de la Nutrición Energética para cuidar la salud del sistema digestivo.

Nos presenta de forma fácil de entender porqué tenemos problemas como por ejemplo  digestiones lentas, gases, sueño después de comer, ardor de estómago, hambre a todas horas, o falta de apetito, y nos propone soluciones prácticas para mejorar.

Basándose tanto en la medicina occidental como las medicinas naturistas y orientales y la macrobiótica, nos descubre la relación entre los alimentos y la energía de los cinco elementos que está presente tanto en la naturaleza como en nuestro organismo, y cómo podemos utilizar estos conocimientos para mejorar nuestra salud y nuestros hábitos cotidianos.

El primero de una serie de cinco títulos, Nutrición energética para la salud del sistema digestivo' nos muestra la relación que existe entre una buena digestión y la claridad mental, la capacidad de tomar decisiones y las habilidades cognitivas; aportando consejos y rutinas saludables así como recetas específicas.

 

Las recetas que se mencionan en el libro, se pueden encontrar detalladas en esta página web. Pueden seleccionarse individualmente, o todas ragrupadas en el PACK "Recetas para tonificar la digestión"

 

 

 

                               CASA del LLIBRE y EDITORIAL EDAF

                               te invitan a la presentación del libro

el miércoles 19 de diciembre, a las 19,30h, Jorge presentará el libro en "La Casa del Llibre" en Barcelona ( Passeig de Gracia, 62).

Os esperamos!

( para mas información, contacten con el teléfono 93 2723480)

La esencia, el elixir de la eterna juventud

Escrito por Pili el Martes, 27 Noviembre 2012.

Alimentos que tonifican la esencia

La esencia, el elixir de la eterna juventud

No se ha inventado un elixir de la eterna juventud, pero con una alimentación y hábitos de vida adecuados, podemos mantenernos sanos y en forma durante mucho tiempo.

Según la MTC, la esencia es la sustancia sutil que permite la regeneración y el crecimiento de los tejidos.

Se describen dos tipos de esencia:

• La esencia prenatal. Es la que heredamos de nuestros padres, la esencia de la que disponemos al nacer. Determina la fortaleza de nuestra constitución y la expectativa de vida.

• La esencia post-natal. Es la que obtenemos a partir de la digestión de determinados alimentos.

Consumimos esencia a diario, tanto prenatal como post-natal. Si uno dispone de poca esencia post-natal, consumirá más esencia prenatal de lo debido.

Hay que tener en cuenta que cuando consumimos totalmente nuestra esencia prenatal, morimos. Entonces, cuanta más esencia post-natal acumulemos, mejor conservaremos nuestra reserva de esencia prenatal, lo cual influirá en nuestra salud, nuestra vitalidad y nuestra capacidad para regenerarnos y mantenernos jóvenes.

Los alimentos que restituyen la energía son, sobre todo los granos: es decir, las semillas, legumbres, cereales integrales en grano o los frutos secos. También son reconstituyentes los aceites de primera presión en frío y el pescado de buena calidad.

De ahí la importancia que deben tener en nuestra dieta. Un grano entero (por ejemplo, un grano de arroz), es rico en esencia porque conserva la capacidad de germinar, de producir vida. No ocurre así cuando ya ha sido procesado.

Extracto del libro ·Nutricion energética para la salud del sistema digestivo", Ed. Edaf, Jorge Pérez-Calvo.

 

 

La salud del sistema digestivo

Escrito por Pili el Martes, 27 Noviembre 2012.

Una buena digestión, fuente de vitalidad

La salud del sistema digestivo

Tener suficiente vitalidad requiere  comer de forma apropiada cada día, para que la energía de los alimentos se traduzca en suficiente reserva energética, una correcta armonía física, mental, sexual, intelectual, etc.

Todo ello, cuidando de aportar los nutrientes adecuados a nuestro patrimonio orgánico y nuestra estructura biológica, y teniendo en cuenta la relación de cada alimento tanto con el proceso de la digestión en su conjunto, como con cada uno de los órganos básicos que intervienen en ella.

Veremos también cómo la alimentación tiene una relación interesante con nuestra parte emocional. Existe una tendencia a pensar que el sistema digestivo es un sistema menor, o, al menos, no tan importante para nuestros procesos psicológicos como, por ejemplo, el sistema nervioso (que, a primera vista, se suele relacionar antes con la faceta emocional de las personas). No obstante, y según el principio del Yin y el Yang y el equilibrio de los contrarios, siempre se cumple que, cuanto mayor es la cara de algo, mayor será también su reverso.

De ahí que, justo lo que parece más prosaico (el sistema digestivo), es precisamente aquello que mayor incidencia ejerce en la calidad de nuestras emociones, pensamiento y concentración mental.

Sin energía no hay tono emocional, ni autoestima, ni capacidad para gestionar situaciones difíciles… Dado que cada órgano del cuerpo está relacionado con distintas emociones positivas y negativas, su buen funcionamiento va a procurar una vida emocional sana. Además, si mantenemos realmente en forma nuestro aparato digestivo, podemos decir que prácticamente el resto de nuestro organismo funcionará solo.

Sin embargo las dolencias digestivas están muy extendidas: gases, digestiones lentas, acidez, estreñimiento, heces blandas, problemas hepáticos… La astenia, la lentitud mental, la tendencia más o menos depresiva, el abatimiento o la irritabilidad (por poner algunos ejemplos) van con ellos. 

Extracto del libro " Nutrición energética para la salud del sistema digestivo" Ed. Edaf, Jorge Pérez-Calvo.

WHAT : Una organización que integra conocimiento de diferentes ámbitos y lo difunde con la intención de fomentar el equilibrio entre individuos, sociedad y entorno

Escrito por Pili el Lunes, 24 Septiembre 2012.

Una interesante iniciativa para compartir conocimiento

WHAT : Una organización que integra conocimiento de diferentes ámbitos y lo difunde con la intención de fomentar el equilibrio entre individuos, sociedad y entorno

WHATONLINE.org es una organización sin ánimo de lucro que nace porque un grupo de personas está de acuerdo en que todos los seres humanos formamos parte de la misma cosa, idea que juzgan fundamental y creen importante introducir en el discurso social. Les anima el hecho de que filósofos, científicos y religiosos de todos los tiempos y culturas coincidan en que biológica, física y espiritualmente estamos vinculados, lo queramos o no, nos parezca bien o no.

Inmersos en la sociedad apresurada e individualista que hemos constituido, parecemos haber cometido el error de olvidar ese vínculo tan favorable para todos, como individuos y como conjunto. WHAT quiere recordarnos algo tan aparentemente sencillo como que nuestro peor enemigo puede compartir nuestras mismas aficiones, que su hija se puede llamar como la nuestra o que hoy podemos juzgar y penalizar una situación en la que mañana nos encontraremos y aprobaremos. De modo que aprender y comprender, con humildad y generosidad, parece un buen camino hacia un mayor bienestar individual y común, si es que realmente son tan diferentes.

 SOBRE EL FUTURO:WHAT entrevista a Jorge Pérez-Calvo 

Primer festival de conocimiento integrado. Reúne a representantes de diferentes ámbitos (artes, ciencias y humanidades) para que expongan, debatan y transmitan sus ideas y teorías en un encuentro que se celebrará cada año en torno a un tema diferente. Además de pensamiento y reflexión en charlas y mesas redondas, la experiencia tendrá un papel relevante a través de eventos y exposiciones. La primera edición estará protagonizada por el futuro, un asunto que nos afectará a todos. Como aperitivo, en esta sección de la página puedes ver una serie de entrevistas a personas de distintos sectores de la sociedad (científicos, filósofos, periodistas, empresarios, artistas, etc) contándonos su visión y sus intuiciones de lo que está por venir.

¿ Qué sabemos sobre el sabor SALADO?

Escrito por Pili el Domingo, 02 Septiembre 2012.

Jorge Pérez-Calvo nos ha explicado las propiedades de este sabor.

¿ Qué sabemos sobre el sabor SALADO?

El sabor salado está compuesto del elemento agua y del elemento fuego. Es un sabor yang y caliente. Ayuda a incrementar el chi si se usa de forma moderada. Tiende a mover la energía hacia abajo y hacia dentro. Humedece y desintoxica el organismo y potencia la digestión. Además de resultar beneficioso para los riñones y el bazo-páncreas, tonifica el ánimo y aumenta la capacidad de concentración.

Hemos oído muchas veces que la sal es desaconsejable para quienes padecen del corazón. Sin embargo, compensada con proteína tiene un efecto medicinal sobre ese órgano: combate su deficiencia de yang. Una manera excelente de tomarla en los casos de debilidad cardíaca es combinada con yema de huevo. En Japón, para fortalecer el corazón, se toma yema cruda mezclada con 1/3 de tamari (ranshio).

No conviene abusar del sabor salado. Si se toma en demasía, genera frío en el cuerpo, enlenteciendo el metabolismo y produciendo hipoglucemias y retenciones de líquidos. En realidad, normalmente se hace un uso excesivo de él, especialmente en la forma de sal de mesa, que es de pobre calidad. La sal es «hedonista». Tomarla de forma regular o abusar de ella invita a buscar el placer. Por eso, no debe anular el sabor del alimento que condimenta.

Asimismo el exceso de sal produce agresividad.

Los usos terapéuticos del sabor salado son muchos: se emplea para tratar el estreñimiento de tipo yin —por falta de tono en los intestinos—, las descargas en la piel —forúnculos, eccemas, acné...—, el dolor de garganta —para el cual se recomienda hacer gárgaras con agua con sal—, la piorrea —que se trata lavándose los dientes con sal fina— o algunas infecciones. Asimismo, el sabor salado abre el apetito y potencia la erección. En cualquier caso, a quienes más beneficia este sabor es a las personas delgadas, secas y nerviosas. Los alimentos de sabor moderadamente salado las humedecen y calman.

El sabor salado ayuda a drenar las toxinas siempre y cuando se consuma de forma moderada. Pequeñas cantidades de sal facilitan que la energía fluya. En cambio, si se toman grandes cantidades, se produce el efecto contrario: contracción de los vasos sanguíneos, agarrotamiento y bloqueo del flujo de chi. Por ello, quienes sufran de edemas o hipertensión deben evitar su consumo en la medida de lo posible —hacerlo del todo es imposible puesto que todos los alimentos contienen sales o sodio en uno u otro grado—.

En caso de que se sufra de sobrepeso también hay que moderar el consumo, porque la sal retiene líquidos. A la hora de cocinar puede también sustituirse por algas, pues a pesar de que son un alimento de sabor salado no contienen tanto sodio como otros y el yodo y los minerales que aportan activan el metabolismo, la digestión y la energía.

La naturaleza descendente del sabor salado casa con las estaciones y los climas más fríos y debería formar parte de la dieta sobre todo en otoño e invierno.

Las fuentes de sabor salado por excelencia son la sal, claro está, y las algas (el alga kelp, el alga kombu, el alga dulse, etc.), el perejil, las almendras, el pescado y otros frutos del mar. La cebada y el mijo también poseen cierta cualidad salada aunque fundamentalmente son dulces. Productos hechos con cantidades importantes de sal son la salsa de soja, el miso, los pickles, la ciruela umeboshi y el gomashio.

¿Azúcar si o no?

el Martes, 07 Agosto 2012.

los efectos de los distintos endulzantes en nuestro organismo, por Jorge Pérez-Calvo

¿Azúcar si o no?

El azúcar, tanto el blanco como el moreno, tiene múltiples efectos negativos sobre el organismo, así como la miel, la sacarina, la fructosa, el sorbitol y otros endulzantes artificiales: todos ellos ejercen un gran efecto desmineralizante y acidificante —que ocasiona entre otras cosas caries y deficiencias de calcio en la estructura ósea—, elimina del organismo el complejo vitamínico B, altera la flora intestinal, provoca un brusco aumento de los niveles de glucosa en la sangre, desprende elementos químicos procedentes de su proceso de fabricación, etcétera. En cuanto a la miel, la pura y sólida, procedente exclusivamente de panales de abejas silvestres y que no ha sufrido tratamientos de ningún tipo, es, en pequeñas cantidades, una buena medicina para determinadas dolencias. El problema surge cuando la miel se depura y se calienta para licuarla. En ese caso, pierde sus propiedades. Otro pero que hay que ponerle a la miel es que la que encontramos habitualmente en los comercios no es miel de flores; en gran parte, se trata de miel «de azúcar», pues para que la producción sea más rápida, se acostumbra a facilitar azúcar a las abejas. Nos topamos entonces con que las cualidades medicinales de la miel ceden el paso a los efectos indeseables del azúcar. Por otra parte, la miel es de naturaleza caliente y muy acidificante, con lo que tiene efectos desmineralizantes si se consume regularmente. La fructosa, que se recomienda en muchas ocasiones como sustitutivo del azúcar, está especialmente contraindicada por su efecto aterógeno en el caso de las personas diabéticas. Se receta porque no aumenta el nivel de glucosa en la sangre, pero en otros aspectos tiene unos efectos muy similares a los del azúcar; provoca, además de arteriosclerosis, un aumento de los triglicéridos en sangre, y, debido a su efecto altamente yin, expansivo, puede agravar la debilidad energética del páncreas (la fructosa comercial es un producto altamente refinado con un poder endulzante que prácticamente dobla el del azúcar). Por último, hay personas que son alérgicas a ella. En cuanto a la sacarina, se especula con que puede tener efectos cancerígenos sobre las vías urinarias.* El sorbitol favorece la aparición de cataratas, por lo que las personas diabéticas, las cuales corren más riesgo de sufrirlas, no deberían consumirlo. Finalmente, el aspartamo es neurotóxico; está especialmente contraindicado en la alimentación infantil. Pese a lo que acabamos de decir sobre los endulzantes refinados, resulta que el dulce es un sabor tónico y nutritivo, necesario para la salud. Es más, debe ser el sabor más presente en nuestra alimentación, con lo que no cabe duda de que debemos tomar cosas dulces. El problema de los endulzantes refinados que hemos citado es que son tan artificiales y extremados que pasan de ser nutritivos a resultar perniciosos. Existe un gran tópico relacionado con el azúcar, similar al del calcio con la leche. Se suelen asociar los hidratos de carbono o «azúcares» con el azúcar exclusivamente. Y ahí empieza la confusión. Si bien resulta imprescindible ingerir carbohidratos, pues es de su oxidación de donde las células extraen la energía necesaria para sus procesos vitales, existen muchos tipos de alimentos que contienen hidratos de carbono, desde el azúcar y la fruta hasta los cereales, pasando por las verduras, las raíces, los tubérculos, las legumbres, los frutos secos o las semillas. Lo conveniente es descartar los azúcares simples —monosacáridos y disacáridos— en favor de los azúcares complejos o polisacáridos, que no tienen los efectos extremos y nocivos de los anteriores. Los polisacáridos son de asimilación lenta y están presentes en los cereales junto con todos los minerales, enzimas y vitaminas necesarios para su metabolización. Los azúcares simples monosacáridos son la galactosa, la glucosa y la fructosa. Los azúcares disacáridos —la sacarosa, la lactosa y la maltosa— están compuestos por cadenas de azúcares simples. Una molécula de fructosa y una de glucosa forman una de sacarosa. Una de galactosa y una de glucosa forman una de lactosa. Dos de glucosa forman una de maltosa. Los polisacáridos son los que contienen más de dos unidades de glucosa. Es el caso, por ejemplo, del almidón, formado por una cadena larga de glucosas y que está presente en las hortalizas, las legumbres y los cereales. Los azúcares monosacáridos y disacáridos, por su parte, están presentes en los endulzantes comerciales —la miel es rica en fructosa y el azúcar en sacarosa—, en la leche, rica en lactosa, y en la fruta, rica en sacarosa. Se trata de azúcares de asimilación rápida que, para su combustión, necesitan robarle al organismo vitaminas del complejo B y distintos minerales. En cambio, los polisacáridos, como el almidón, se liberan mucho más lentamente en el intestino, con lo que no producen fluctuaciones en el nivel de glucosa en sangre, y, además, aportan los nutrientes necesarios para su combustión, gracias a lo cual no desmineralizan el organismo.

Alimentos que benefician a la piel en verano

Escrito por Pili el Lunes, 02 Julio 2012.

¿Qué recetas tenemos que aporten BETACAROTENOS?

Alimentos que benefician a la piel en verano

Los betacarotenos son unos pigmentos vegetales, de color amarillo o naranja, que una vez ingeridos, se transforman en el hígado y en el intestino delgado en vitamina A.

Son aliados naturales para obtener un color de piel ideal, gracias a su aporte el la producción de melanina.

Son además, potentes antioxidantes que protegen contra la aparición del cáncer.

¿De donde los podemos extraer?

Los encontramos en las verduras verdes, espinacas, acelgas, diente de león, en la albahaca, en las verduras anaranjadas, la zanahoria, la calabaza, y en frutas como el albaricoque, el melocotón y las cerezas.

 En el Vídeo-Recetario, encontramos recetas como

  • la crema de calabaza o zanahoria,
  • el cus-cus a la zanahoria,
  • la ensalada veraniega de quinoa,
  • las verduras hervidas en ensalada,
  • el paté de lentejas,
  • el wok de verduras

entre otras muchas, que contienen algunos o varios de los alimentos con betacarotenos y son especialmente indicadas para el verano.

Bebidas remineralizantes y refrescantes para verano

el Lunes, 25 Junio 2012.

Recetas que aportan los minerales que perdemos con el sudor y nos refrescan

Bebidas remineralizantes y refrescantes para verano
Con el sudor del verano, perdemos fluídos, sodio, potasio, y otras sales minerales, por lo que es necesario que rehidratemos bien y aportemos nutrientes que nos remineralicen. Para ello, debemos tomar a diario suficientes verduras y frutas, algas, y beber líquidos que nos refresquen, rehidraten y que a la vez nos ayuden a reponer minerales . Un té de kombu fresquito, una té de 3 años con unas gotas de limon y menta, un caldo de verduras, una sopa de miso con unas gotas de limón, un zumo a base de menta,limón, perejil y stevia, por ejemplo, son magníficas opciones para conseguir estos efectos.